Por José Francisco Montecino L.

En redes sociales circula un video viral donde se asegura que dejar el envase de gel antibacterial en el auto podría ser riesgoso.

El alcohol gel es primordial al salir de tu casa en tiempos de pandemia. Junto a la mascarilla son los objetos que debes portar cuando estás en la calle, para evitar el riesgo de que el nuevo coronavirusSARS-CoV-2, ingrese al organismo.

“En primer lugar, estos productos están hechos con altos porcentajes de alcohol. Al exponerlos a las altas temperaturas podrían ser sumamente catastróficas”, se afirma en el clip de video.

En el registro se citan varias fuentes. En primer lugar, se asegura que el departamento de Bomberos de Western Lakes, Estados Unidos, “alertó sobre el riesgo que puede ocasionar dejar el gel antibacterial en el automóvil si es que este se expone a altas temperaturas“.

Además, en el video cita una nota publicada por Televisa, el 13 de mayo. En el registro, un taxista asegura que uno de sus pasajeros utilizó gel en sus manos. “al bajar, prendió un cigarro o pretendió prender un cigarro porque en realidad se le prendieron las manos, le salió fuego y empezó a apagárselas. La llama del encendedor le prendió el remanente de alcohol”.

Dicha información es imprecisa. Y te explicamos por qué.

Cuidado con las chispas

¿Existe la posibilidad que el alcohol gel genere un incendio? 

La doctora y química farmacéutica Marcela Jirón, académica de la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas de la Universidad de Chile, nos explica que este producto es inflamable, debido a que cuenta con una alta concentración de alcohol etílico en su composición, que ronda generalmente entre el 70% y el 90%.

El doctor en Química, Manuel Ahumada, académico e investigador del Centro de Nanotecnología Aplicada de la Universidad Mayor, nos recalca que el alcohol gel “por sí solo en temperatura ambiente es imposible que explote. La única forma en que ocurra explosiones es que uno le ponga una fuente de calor o una chispa. Es la única forma. No va a pasar simplemente por dejarla en el auto guardado”.

Misma opinión compartió el profesor de Química Ambiental de la Universidad de Barcelona, Xavier Giménez. El especialista explicó a La Vanguardia que es imposible que el alcohol gel genere un incendio por sí solo, sin la presencia de una chispa que lo provoque.

En el caso del alcohol gel, Ahumada dice que, para que genere una explosión sin una chispa, debe encontrarse a una temperatura cercana a los 350°C-400°C. Expuesto al sol por una hora con 35°C,  un vehículo cerrado puede llegar hasta los 80°C en su interior. “Bajo esas condiciones, siempre debe haber una llama o una fuente de calor externa”, argumenta.

El instructor Hazmat, Jean Pierre Chereau, respondedor a emergencias químicas, manipulador de explosivos e investigador de incendios, explica a Mala Espina que este tipo de productos tienen la clasificación de inflamables, según la normativa nacional. Dicha información se puede encontrar en las hojas de seguridad o las etiquetas. 

Pero Chereau aclara su uso a nivel doméstico y dice que si bien “reúne características que permiten su manipulación de forma segura, la gran mayoría de accidentes se producen en base a la utilización de productos de baja regulación y sin las certificaciones de la autoridad sanitaria”.

Chereau recalca que los accidentes generalmente están asociados a productos no certificados, donde su composición es incorrecta, conteniendo más dosis de alcohol, o estar mezclado con otras sustancias.

Por lo anterior, los especialistas que consultamos recomiendan mantener este producto en un lugar fresco y ventilado, alejado de fuentes de ignición, fuego, o altas temperaturas que puedan evaporar el alcohol de un contenedor abierto, lo que podría significar un riesgo si alguien intenta, por ejemplo, encender un cigarro cerca, como lo que ocurre con las fugas de gas.

En cuanto a el riesgo de accidentarse por encender un cigarro con alcohol gel en las manos, Ahumada explica que hay que asegurarse que no queden rastros del producto al momento de tener contacto con una fuente que pueda producir una inflamación, para prevenir accidentes.

Sin embargo, el especialista en Hazmat añade que, si bien el alcohol gel tiene la capacidad de arder, se deben dar algunas condiciones para que suceda con un producto doméstico. “La primera, como mencioné, es que no sea certificado. Que la concentración de alcohol sea alta o posea otra sustancia en la mezcla. El alcohol, dada sus propiedades físicas y químicas, tienen la tendencia de gasificar rápidamente, por lo que normalmente no logra permanecer en una superficie los suficiente para arder”.

Si llegaste hasta acá y quieres apoyar nuestro proyecto en la lucha contra la desinformación, puedes hacerlo aquí.

Síguenos en redes sociales como @malaespinacheck en Twitter, Instagram y Facebook